02 03 Escribiendo para vivir: Con el manuscrito en la mano, ¿Edición o Autoedición? 04 05 15 16 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 31 32 33

Con el manuscrito en la mano, ¿Edición o Autoedición?

34

El oficio del escritor ha ido ganando adeptos en ingentes dimensiones en las últimas décadas. Hay que resaltar en ese sentido que el escribir propiamente dicho esta orientado a cientos de géneros, que van desde temas específicos o exactos (como manuales o textos didácticos), como también a obras literarias (novelas, cuentos, poemarios, etc). Sin embargo, el problema con el cual se estrellan miles de escritores se ve en la incertidumbre que tienen ante sus proyectos finalizados.

Desde el momento que el escritor ha puesto el punto final dando por culminado su trabajo, tiene diversos caminos que analizaremos punto a punto:

1. Los concursos literarios: Los concursos literarios, son quizá la manera mas contundente de formar parte del mercado editorial; pues involucra entrar por la puerta grande. Sin embargo, para ello el escritor ha de tener ya un nivel más que aceptable pues muchas veces se compite con cientos o miles (dependiendo del concurso) de otros escritores de todas partes del mundo, por lo que es un medio muy reñido pero fructífero si se llega a ocupar los primeros lugares. Un ejemplo vivo, sería la última edición del concurso de microrelatos "El m
useo de la Palabra" organizado por la fundación César Egido Serrano, cuyo premio de 7000 euros significaría un rotundo despegue para cualquier escritor. Sin embargo, la cantidad de participantes que ostenta es nada más y nada menos que 14253 escritores de todas partes del mundo. Por ello, esta opción no deja de ser interesante si crees que tus escritos tienen las condiciones para estar en el podio.

2. Las editoriales: Este proceso es un clásico en el mundo literario, sin embargo hay editoriales que promueven la "sangre nueva" literaria, con colecciones
Nóveles. El procedimiento básico es el siguiente: El escritor envía su manuscrito por medios regulares (correo) o por medios telemáticos a la editorial en cuestión. Ésta al recibirlo evalúa con un comité de lectura propio si la calidad del escrito se ajusta a los parámetros propios de la editorial. Este proceso sin embargo, a veces suele tardar entre dos a cuatro meses, por la densa cantidad de escritos que recibe diariamente la editorial; y muchas veces el escritor recibe una negativa y aún peor, a veces nunca recibe respuesta alguna. Los proyectos que son aceptados, pasan por los procesos propios de la edición (corrección, diagramación, etc) y luego son lanzados al mercado. Previo a enviar los escritos, es recomendable registrar l
os derechos de autor, trámite que varía en requisitos y costo según el país en el que resida el escritor.

3. Los agentes literarios: Una forma de ahorrarte el proceso anterior es contratando a los populares agentes literarios, que como imaginarás tienen una tarifa a su trabajo. Esta es una forma de trabajo más profesional: El agente es quien revis
a el escrito y emite oportunamente un informe acerca de las condiciones del mismo.

A propósito, haremos una pausa para diferenciar dos aspectos básicos que debe tener en cuenta el escritor: Calidad y comerciabilidad.

Calidad: La calidad literaria es analizada según muchos factores que determinan si el escrito se ajusta o no a los parámetros propios de un libro de calidad literaria. Desde sintaxis, coherencia, e ilaridad, el escritor debe someter a ojo crítico su trabajo.

Comerciabilidad: Un libro puede ajustarse a los parámetros de calidad holgadamente, pero ello no asegura sus ventas dejando de esta manera una comercibilidad floja. Propiamente dicha, se entiende por comerciabilidad a el rango de aceptación que tendrá el escrito por parte de los lectores; de tal manera se recomienda muchas veces a los nóveles escribir sobre temas actuales o polémicos, que se susciten sobre atmósferas tensas o situaciones que de antemano creen interés en el lector inclusive antes de abrir la primera página.

De tal manera, si un libro es comercial y presenta calidad, el éxito del mismo está garantizado.

4. La autopublicación: Es un fenómeno de moda que ha removido los cimientos de la edición literaria. Desde plataformas como Lulu o Bubok, el escritor puede publicar sus libros subiendo el documento final en formatos como .pdf o .doc, y luego escogiendo desde el diseño de portada, hasta el papel que ha de usarse al imprimir. Sin embargo este trabajo al estar muchas veces hecho por los mismos escritores, no es de calidad como en el caso de las editoriales convencionales que dejan este trabajo a diagramadores y correctores profesionales. Sin embargo, la autopublicación ha dejado experiencias de éxito que compartiremos luego.
Como ven, hay muchas opciones para el escritor que ha culm
inado su trabajo. Sólo se trata de perseverancia y mucho ojo crítico al momento de corregirnos a nosotros mismos.

Y a todo esto, ¿cuánto gana el escritor?

Será un tema que discutiremos a detalle en la siguiente ocasión.

Etiquetas:

35 36 37 38