02 03 Escribiendo para vivir: ¡Leer para aprender! 04 05 15 16 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 31 32 33

¡Leer para aprender!

34
Por el "rinconcito cibernético" que representa este blog, yo tengo un cierto cariño muy especial. No sé... algo como el sentimiento que cariño que nos producen las fotografías de bebés. Y es que aquí se me permite aportar mi "granito de arena", haciendo mis intentos por escribir.

Y además de eso, reconozco lo maravilloso que es lo que representa: es una ayuda, una ventana: un rayito de luz a los que buscan la posibilidad de satisfacer los impulsos de la pequeña voz de su conciencia diciendo: <<¡¡escribe!!>> y, porque no, obtener ingresos por ello.

Como ya lo dije antes: un escritor escribe porque eso lo hace feliz. Pero, para saber escribir, primero hay que saber leer. Es necesario aprender, no solo de los libros y las clases, sino del trabajo de otros buenos escritores. Total: si quieres ser un ganador, aprende de los ganadores. Por lo tanto: si quieres ser un escritor... ¡aprende de los escritores! 

Y de decir por decir, leer por leer, y aprender sonriendo, me gustaría dejar por aquí algo de uno de mis escritores favoritos:


Estados de ánimo
Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas.

Unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano.

A veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas.
Pero hoy me siento apenas
como laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,
sereno en mi confianza
confiando en que una tarde
te acerques y te mires,
te mires al mirarme.
                                              Mario Benedetti.
 

Etiquetas:

35 36 37 38