02 03 Escribiendo para vivir: Cómo escribir una carta de amor 04 05 15 16 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 31 32 33

Cómo escribir una carta de amor

34
"Para escribir una carta de amor, sólo es necesaria la inspiración" reza un popular refrán, sin embargo, con los constantes cambios que vive una sociedad al parecer cada vez menos romántica, es necesario tener en cuenta algunos aspectos antes de escribir una carta de amor, para que la experiencia sea de verdad placentera, tanto mientras se escribe, como cuando es depositada en las manos de la persona que se ama.

Las cartas de amor, desde el inicio de la escritura misma, son una forma de expresar los sentimientos del escritor en relación a una persona en especial. Cartas históricas de amor, como las que enviaban los soldados en tiempos de guerra a sus novias o esposas que los esperaban en casa, son un ejemplo de lo que involucra una carta de amor, y lo que debe suponer tanto para el remitente como para el destinatario.

Por ello, cuando se empieza escribiendo una carta de amor, es necesario una presentación previa, la cual debe ser espontánea, leve, ligera; en pocas palabras una presentación sencilla que es una común muestra de respeto.

Se debe considerar luego, cuando se escribe una carta de amor, desenvolver o explicar levemente los sentimientos que acusan en tiempo presente al remitente, sobre espacio, tiempo, y por supuesto, los sentimientos en particular, en relación a la persona destinatario.

Luego se procede a entablar un puente entre los sentimientos que se guarda y los deseos que se tiene. Un puente natural que expresa la voluntad del remitente por estar junto a la persona destinatario.

Acto seguido, se confiesa de manera retórica o directa los sentimientos por la persona que se ama. Con entereza, ante todo, se debe conminar a la persona destinatario a que conozca lo que realmente transcurre en el "corazón" del destinatario.

Finalmente, se propone o se comunica.

Todo aquel escritor que escribe una carta de amor, está en la obligación de acariciar con sus palabras a la persona remitente, jamás se debe herir ni insultar.

Desde la inclusión de las cartas de amor en los concursos literarios, éstas han cobrado mayor fuerza. Lo cierto, es que todo escritor, por medios pasionales o profesionales, llega a hacer uso de éste género; los resultados siempre dependarán de la transparencia con la que se viertan los sentimientos sobre el papel.

Etiquetas:

35 36 37 38